Los negocios que han triunfado dentro del mercado tienen en común una misma trayectoria que los define, formado por cuatro etapas: inicio, crecimiento, madurez y transición. En las etapas de inicio y crecimiento, el propietario contribuye capital, estas etapas son de estudio del negocio, también se les conoce como preinversión o ante proyecto. 

Durante las etapas de madurez y transición, el propietario suele extraer capital, poniendo en marcha la ejecución del proyecto. Estas son las etapas de negociaciones y contratos, en ocasiones, llega el momento en que la empresa suele hallarse en un punto donde el equilibrio financiero se convierte en un problema.

Para hacer crecer la empresa, existen puntos clave para tomar en cuenta tales como:

  • Equilibrar las finanzas personales, empresariales y separarlas.
  • Establecer objetivos claros.
  • Evitar mezclar finanzas personales con empresariales de manera inapropiada para no exponerse a pérdidas.

Durante los primeros años se intenta afianzar la estabilidad de la empresa. Se le dedica tiempo y esfuerzo. El salario es pequeño y se trabaja más allá del tiempo completo. Muchas veces se cae en deudas ya que se solicitan créditos. El mayor riesgo es extenderse demasiado financieramente.

En los años posteriores, la empresa genera un flujo de efectivo. Se generan ganancias y la empresa puede mantenerlo. Sin embargo, existe un riesgo en el cual, si se extrae demasiado dinero, las reservas son mínimas y enfrentar las temporadas bajas se convierte en todo un reto.

Conforme el negocio avanza, es hora de hacerse unas preguntas: ¿qué tanto se quiere estar involucrado personalmente en el negocio a largo plazo? ¿El rendimiento obtenido es bueno en proporción al tiempo esfuerzo invertido? Esto definirá el rumbo que el negocio tome.

Como parte de los objetivos básicos en una empresa, necesita maximizar el flujo de efectivo. A continuación, se enumeran consejos para facilitar esta tarea:

  1. Reducir los gastos fijos.
  2. Trabajar con proveedores fiables.
  3. Rebajar los precios selectivamente.
  4. Mejorar el registro del flujo del dinero.
  5. Facturar y cobrar con prontitud.

En cualquier negocio, el historial puede presentar subidas y bajadas. Lo importante es lograr un equilibrio en el cual, habiendo ahorrado anteriormente durante las mejores temporadas, se estará listo ante cualquier eventualidad.

“Si no estás dispuesto a arriesgar lo habitual, tendrás que conformarte con lo ordinario.” – Jim Rohn.

 

Articulos Similares

OFIBODEGAS ZONA 4 DE MIXCO

le conviene a mi negocio pedir un préstamo

¿Le conviene a mi negocio pedir un préstamo?

  La cuestión de si es conveniente o no para tu negocio adquirir un préstamo, se responde...

Best dating sites for over 50

Many local newspapers had online personals in the mid 1990s but were bought out by these big...

Soccer Atari 2600 video games, free online game play in your browser

Since then, I’ve traveled to compete in many countries like the United States, Costa Rica, and El...
×

Hola,

Obtén información ahora.

× Quiero hablar con un asesor.